IMPLANTOLOGIA

Un implante dental es un elemento metálico que, una vez colocado en el hueso de los maxilares mediante un proceso quirúrgico, reemplaza la raíz de un diente perdido, sobre el mismo se realizará una prótesis que cumplirá las funciones de un diente natural. Pueden utilizarse para reemplazar una o varias piezas dentales perdidas, así como para reemplazar la totalidad de las piezas de uno o ambos maxilares. 

El metal que se utiliza para su confección es el titanio, material biocompatible que favorece la oseointegración (unión entre la superficie del implante y la estructura ósea) necesaria para el éxito del tratamiento.